miércoles, 3 de septiembre de 2014

PINTORES VALLISOLETANOS OLVIDADOS: Luis González Lefort (1878-1909)


El pintor Luis González Lefort nació en Valladolid el 30 de enero de 1878, siendo bautizado en la iglesia de San Juan Bautista el día 8 de febrero de ese mismo año. Sus padres fueron Hilario González y María Lefort.
Siendo estudiante en el Instituto, se matricula, a los 15 años, en la Escuela de Bellas Artes en la que solamente permanece dos cursos académicos. Posteriormente marcha a Madrid, acudiendo a perfeccionar el oficio al taller del pintor Luis Álvarez Catalá. Durante esa misma época acude al Museo del Prado para copiar, interesándose por obras de Montero Calvo, Mélida, Urgell, Beruete, Murillo, Velázquez, Tiziano y Goya, abandonado entonces la carrera de Leyes.
A partir del año 1896 comienza a realizar numerosas exposiciones en Valladolid, participando ese mismo año en el Concurso de Carteles de la Feria, en el cual obtiene el Primer Premio. Dos años después, en 1898, participa en la Exposición Nacional con el cuadro Sin trabajo, y por estas mismas fechas abre en Valladolid un estudio dedicado a la fotografía, con el nombre de “El Centro Artístico”.
En su breve vida, cultivó también el género del paisaje con obras tales como Orillas del Canal de Castilla, o Afueras de la ciudad; la pintura social en representaciones como la ya indicada Sin trabajo o la titulada Aprovechando la ocasión, e incluso retratos como el de José Zorrilla o el de Núñez de Arce.
Detalle de Sin Trabajo
Según figura en El Diario Palentino del día 1 de agosto de 1908 el pintor debió de padecer problemas mentales, pues el rotativo publica que “A petición de su esposa, ha saldo del Manicomio de esta capital, el vecino de Valladolid Luis González Lefort”.
Después de una penosa enfermedad, murió en Valladolid el 30 de noviembre de 1909, malográndose una de las mejores promesas del arte vallisoletano. El referido Diario Palentino le dedicaba este recordatorio:
Ayer falleció en Valladolid el joven artista D. Luis González Lefort que constituía una legítima esperanza. La demencia sumió hace tiempo su espíritu en tinieblas, y ahora una implacable dolencia ha acabado con su vida.
González Lefort, perteneciente a familia de rancio abolengo vallisoletano era artista de talento, de gusto depurado, de cultura poco común y de inspiración vigorosa.
La enfermedad mental que entenebreció su inteligencia, interrumpió la obra del artista, y la dolorosa enfermedad que en pos de aquélla vino, ha tronchado la vida del hombre.
Los que recordamos algunos de sus trabajos, no podemos menos de lamentar la pérdida del artista.
A su familia toda y en especial a la del Secretario de este Ayuntamiento [de Palencia] nuestro amigo Sr. Vázquez, tío de aquel enviamos la expresión de nuestro dolor”.
Como ya os comenté en otras ocasiones, si tenéis noticia de alguna otra obra, o incluso una fotografía, os lo agradecería.

Sin trabajo
Óleo sobre lienzo. 1,60 x 2,08 m. Firmado: L. González Lefort, Valladolid, 1898
Es un claro ejemplo de la pintura social que se daba en España en aquel momento. Presenta una situación angustiosa en casa de un jornalero, cuyo capacho con las herramientas de carpintería figura en primer plano. No se sabe si el artista tuvo una intencionalidad crítica o de denuncia con respecto a las condiciones laborales, cargadas de incertidumbre, en las que vivía entonces la clase obrera, pero la ternura infantil, la desesperación del obrero, el sollozo de la esposa, el ambiente del hogar, fueron muy bien reflejados por el artista, bañando la escena con una luz convencionalmente dirigida propia de alguien que conocía bien los secretos de la fotografía.

José Zorrilla
Óleo/lienzo. 0,70 x 0,55 m.
Pintado en 1896, inspirándose en una fotografía del poeta, su exposición pública obtuvo un notable éxito. Representado el modelo de etiqueta y en edad avanzada, sobre su pecho ostenta las bandas y condecoraciones de las órdenes de Carlos III e Isabel la Católica. En 1903 hizo una réplica de este mismo retrato con destino a la Diputación provincial.

Gaspar Núñez de Arce
Óleo/lienzo. 0,71 x 0,56 m.
Encargado al pintor por el Ayuntamiento después de que éste adquiriera el retrato de Zorrilla, seguramente por el deseo de conservar la imagen del otro gran poeta vallisoletano. Como en 1903 la Diputación vallisoletana le encomendó una réplica y aquel año sucedió el del fallecimiento del escritor, es muy probable que lo pintase con tal motivo y a partir de una reproducción fotográfica.
BIBLIOGRAFÍA
  • BRASAS EGIDO, José Carlos: Pintores castellanos y leoneses del siglo XIX, Junta de Castilla y León, Valladolid, 1989.
  • URREA, Jesús: Patrimonio artístico del Ayuntamiento de Valladolid, Ayuntamiento de Valladolid, Valladolid, 1998.
  • URREA, Jesús: Pintores vallisoletanos del siglo XIX, Caja de Ahorros Popular de Valladolid, Valladolid, 1987.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada