viernes, 21 de junio de 2013

PINTORES VALLISOLETANOS OLVIDADOS: Marcelina Poncela Hontoria (1867-1917)


No abundan demasiado las mujeres artistas en la Historia del Arte español, y aún menos en el panorama artístico vallisoletano. Marcelina Poncela Hontoria fue una de ellas, aunque no fue una más, puesto que fue una gran pintora, además de ser la madre del famoso escritor Enrique Jardiel Poncela.
Marcelina Poncela Hontoria nació en Valladolid en 1867. Estudió pintura en la Escuela de Bellas Artes de Valladolid donde fue discípula de José Martí y Monsó. En 1882 se traslada a Madrid para perfeccionar sus conocimientos en la Escuela Superior de Pintura, Escultura y Grabado, asistiendo a las clases de Carlos de Haes, Alejandro Ferrant y Sebastián Gessa. También frecuenta el Círculo de Bellas Artes donde es compañera de estudios de Zuloaga, Santa María, Marinas, etc. A partir de 1885 la Diputación Provincial de Valladolid le concede una pensión para que pueda continuar sus estudios en Madrid.

Participa en los concursos de pintura de la Real Academia de Valladolid presentando dibujos de tipos populares y de bucólicos paisajes. En sus participaciones obtiene el Premio de Segunda Clase en la categoría del dibujo al carbón, en 1886 con la obra Amigable coloquio del pastor de Nogales y en 1887 por la titulada El barco de soto en las segadas: Asturias. Al año siguiente, 1888, obtiene el Premio de Primera Clase con el óleo La capilla de la aldea.

La capilla de la aldea
Puerto de San Esteban
A partir de 1889 será el Ayuntamiento de Valladolid quien le conceda una nueva pensión para continuar su estancia en Madrid, desde donde remite a la Corporación Municipal, como agradecimiento, una copia de Masriera titulada La azotea y un Retrato de María Cristina con Alfonso XIII niño.

Retrato de la reina María Cristina con Alfonso XIII niño
Desde 1892 a 1915 participa en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes obteniendo Menciones Honoríficas en las ediciones de 1892, 1895 y 1899. En la de 1901 recibió Consideración de Tercera Medalla por la obra Poesía y realidad.
Cultivó el cuadro anecdótico, la pintura de flores y bodegones, con obras tales como Cercanías de Valladolid, Cercanías de Vriesland, Flor de estufa, Dama de época, Flores, Cabeza de muchacha italiana, Bodegón de caza, País de los patos, El aguacero. Los últimos años de su vida los pasó en Zaragoza donde compaginó su afición a la pintura con su profesión de maestra. Murió en Quinto de Ebro (Zaragoza) en 1917.

Bodegón de caza
Cercanías de Vriesland
Fiestas de Quinto en la Plaza Mayor
¡No vienen!
Subida al piquete desde la calle Mayor

BIBLIOGRAFÍA
  • BRASAS EGIDO, José Carlos: Pintores castellanos leoneses del siglo XIX, Junta Castilla y León, Valladolid, 1989.
  • URREA, Jesús: La Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción, Caja de Ahorros Popular de Valladolid, Valladolid, 1984.
  • URREA, Jesús: Pintores vallisoletanos del siglo XIX, Caja de Ahorros Popular de Valladolid, Valladolid, 1987.
  • URREA, Jesús: Patrimonio artístico del Ayuntamiento de Valladolid, Ayuntamiento, Valladolid, 1998.

3 comentarios:

  1. Los cuadros son preciosos. El arte és el futuro.

    ResponderEliminar
  2. Cuantos grandes pintores han sido olvidados ¡ que pena ! .Se ha recogido aqui con el numero 129: Lo merece.

    http://listas.20minutos.es/lista/pintores-espanoles-del-siglo-xx-por-lapp-256080/

    ResponderEliminar